domingo, diciembre 16, 2018

Brayton con muerte cerebral

Sábado, Diciembre 15, 2018
San Andrés Cholula, Pue.- La tragedia de la familia Rodríguez inició el jueves por la noche. Brayton de 178 años de edad estaba trabajando en la veterinaria “Kuali”, cuando en un intento de asalto al negocio que cuidaba recibió un disparo en la cabeza.

De acuerdo con el portal Municipios Puebla, Brayton fue trasladado por la ambulancia 222 de SUMA al Hospital General de Cholula, pero pese al tamaño del nosocomio le informaron a la familia que carecen de neurocirujano, por lo que en su desesperación por salvar la vida de su hijo su padre pidió llevarlo al hospital particular Betania.

Horas más tarde, los médicos le declararon muerte cerebral al joven que fue atacado mientras trabajaba en la colonia El Molinito de San Bernardino Tlaxcalancingo, en San Andrés Cholula.

El viernes, su padre recibió la noticia de que adeuda más de 100 mil pesos al Hospital. La Fiscalía General del Estado indicó que apoyaría al padre de la víctima. Sin embargo, este sábado el padre de Brayton informó que personal de la dependencia sólo se presentó en el hospital para platicar con la familia pero no les brindó apoyo económico. Por intervención de autoridades estatales, la víctima fue trasladada al Hospital de Traumatología y Ortopedia Rafael Moreno Valle.

Sin embargo, previo a su trasladado al hospital estatal, la cuenta en el hospital Betania creció a más de 250 mil pesos y ahora la familia de Brayton pide ayuda para poder solventar el gasto.

A través de redes sociales, su padre pidió ayuda.
“Amigos y familiares, el día de ayer balearon a mi hermoso chiquito Brayton, sufrió una herida de bala en la cabeza. Al parecer entraron a su trabajo y balearon el lugar.

Me veo en la penosa necesidad de pedirles su ayuda con cualquier donación que se pueda… está en terapia intensiva y todos sus medicamentos son demasiado caros.

No saben el terrible dolor que siento, y les pido su enorme ayuda. Mi niño es la mejor persona que puede existir en el mundo y necesita seguir estando con nosotros para que cumpla todos los sueños que él tiene.

¡Muchas gracias!

Número de cuenta 4213166084495146 (de HSBC)”

Muerte cerebral
Hasta la tarde de este domingo, la autoridad ministerial señaló que el joven seguía conectado y viviendo de forma artificial, mientras que de los asaltantes no se ha revelado información alguna sobre su captura.

Lamentablemente la historia de Brayton no es la única en Puebla.
El pasado 6 de noviembre, la familia Flores Reyes perdió a sus dos hijos, Saúl e Ivonne, quienes trabajaban en la tienda de abarrotes Santa Rosa en la colonia Aquiles Serdán, al sur de la capital poblana. Durante la noche de ese lunes, alrededor de cinco sujetos armados entraron a la tienda para exigir la cuenta a los jóvenes hermanos de 21 y 19 años de edad. Sin embargo, como el varón se negó a entregar el dinero, él y su hermana fueron baleados. Así murió Saúl y su hermana, estudiante de la licenciatura de Criminología en la BUAP.

No hay comentarios.: