martes, febrero 20, 2018

Lorenzini pagó 500 mil pesos por una casa


  • ¿Venderías tu casa en 500 mil pesos ubicada en el centro de Cholula?

Nadie puede creer lo que está registrado en la escritura de compraventa de la casa que compró Julio Lorenzini Rangel por 515 mil pesos y que en parte demolió para construir el actual Hotel Xelhua de su propiedad.

Según consta en la escritura pública 25789 volumen 381 de la Notaría número 1 de Cholula a cargo del licenciado y notario público Enrique Camarillo Domínguez. La viuda de 70 años a una cuantas horas de morir, doña María de los Ángeles Picazo Pérez vendió por $ 515,000.00 su casa de 114 metros cinco centímetros cuadrados, por debajo del 10 por una quinta parte del precio comercial de propiedades en el centro de Cholula, cuando el valor de esa propiedad es mayor a $ 2,300,000.00 que sería lo razonable y creíble, inclusive el calculo de valor catastral que en la mayoría de los casos es menor al real o comercial refleja un importe de $ 2,277,856.18

Según los datos de liquidación para pago de impuestos por adquisición y venta de bienes inmuebles el tipo de construcción es modelo regional, calidad media, en buen estado y le asignaron un valor por metro cuadrado de $ 3,177.00 a valor catastral para 2016. En cuanto a la superficie del terreno se le dio un valor de $ 905,392.18 y la construcción $ 1,372,464.00, lo que sumado da un importe de valor catastral $ 2,277,856.18


Preguntas:
01.- ¿Cómo fue posible que a la viuda moribunda recibiera únicamente 515 mil en efectivo?

Lo peor... se afirma que Lorenzini pagó menos a cambio de darle empleo a un hijo. Sin embargo, creyendo que la viuda recibió el pago en efectivo y a punto de morir regresó a su casa para descansar un poco, diez horas después, doña María de los Ángeles sufrió un sangrado de tubo digestivo alto que la llevó 8 horas después a su lamentable muerte.

02.- Si recibió horas antes medio millón de pesos en efectivo ¿Por qué no la llevaron a un hospital particular para atenderla inmediatamente?

03.- El médico que expidió el certificado, de guardia en la clínica del IMSS, para realizar el acta de defunción no era su médico habitual, en virtud de que doña María de los Ángeles se atendía de pie diabético y no de tubo digestivo. Días antes había sido dada de alta de Ortopedia y se atendía en la clínica cholulteca del IMSS. En sus últimos momentos, después de una agonía de 8 horas por el sangrado, uno de sus hijos llamó a la ambulancia, cuando llegaron la mujer había muerto... en su cama. Posteriormente el médico expidió el certificado. Al día siguiente fue cremada.


Mas sobre esta historia en mi libro:
Corrupción y redes de poder - Mayo 2018

Hechos de la vida real...



No hay comentarios.: