lunes, septiembre 04, 2017

No estaba embarazada

Historias perras
       Lo regresó la migra y encontró a su esposa con un enorme vientre
Por Rodolfo Herrera Charolet

·Pedro no esperó a conocer la verdad y decidió terminar su matrimonio con Matilde. Tras diez años de intentar tener hijos, decidieron no someterse a más a pruebas e intentos de embarazo. Pedro se fue a los Estados Unidos pero una redada de la autoridad migratoria lo devolvió a casa un año después. A su regreso Pedro se encontró con una sorpresa, el vientre de su esposa, una mujer de 32 años crecía y crecía, por lo que pensó que estaba embarazada y que la había sido infiel durante su ausencia, así que sin discutir ni esperar más decidió separarse de ella.

A pesar de que Matilde le juró que no le había sido infiel y que repentinamente ocurrió lo que ella creía que era un milagro, Pedro no le creyó y la abandonó. La mujer con la esperanza de ser madre, esperó los nueves meses pero su vientre seguía creciendo, así que decidió no seguir acudiendo a la Clínica del Seguro Social y fue con un ginecólogo quien ordenó una ecografía para saber que ocurría. Los resultados dieron un vuelco a las conjeturas de Pedro y mataron las esperanzas de Matilde. No existía un bebé en el interior de ese vientre marchito. Lo que si estaba creciendo era un enorme quiste en el ovario, con un peso mayor a 20 kilos. Así que fue sometida a una cirugía para extirparlo encontrándose que estaba vinculado con otros órganos, el daño causado concluyó con una histerectomía total.

Pedro se enteró de lo sucedido y le pidió perdón a Matilde cuando aún se encontraba en el hospital recuperándose de la cirugía. Pero Matilde abatida su esperanza de ser madre y la desconfianza de su esposo, decidió cambiar el rumbo de su vida en el que no incluyó al hombre que dudó de su fidelidad.
Matilde unió su vida a un hombre y su pequeña hija, quien perdió a su esposa a causa de cáncer, a quien le negaron la pensión por incapacidad permanente por no tener 60 años cumplidos, hasta que finalmente murió y ahora recibe la pensión de viudez. Carlos y Matilde se conocieron en la sala de espera de la Clínica del IMSS.

No hay comentarios.: