jueves, agosto 24, 2017

Derecho de réplica

Fauna Política

No logró José Juan pedir perdón

Rodolfo Herrera Charolet
El diputado federal y posiblemente el próximo Secretario General del Gobierno poblano Eukid Castañón Herrera, en su derecho a réplica en cuanto a la pretensión del alcalde de pedir perdón al morenovallismo, el legislador afirmó este jueves 24 de agosto de 2017:

Con relación a la columna “José Juan se arrastra y pide perdón” firmada por Rodolfo Herrera Charolet, publicada en el periódico a su digno cargo, me permito precisar lo siguiente:1.- Niego categóricamente los señalamientos comentados en la información periodística publicada.2.-Es completamente falso que haya mantenido un encuentro con el personaje que se menciona.
A lo que agradezco la gentileza de mención y aclaración que hace el legislador, regresando la paz al alma de cientos de cholultecas que aún siguen creyendo que el innombrable (no lo mencionó el legislador en su réplica) podría tener el respaldo del morenovallismo poblano.

En los hechos no se afirmó que lo recibirá, sino que hizo antesala para ser recibido. Así que coincido con don Eukid Castañón en que es falso que hayan mantenido un encuentro… cierto no lo logró el protagónico alcalde. Como lo dije:

Dicen los enterados que tras hacer largas horas de espera, el primer día, regresó al segundo y al tercero y al… no ser recibido por Castañón Herrera, regresó con la cola entre las patas. La pretensión del aún alcalde, es arrastrarse si es posible para pedir perdón al morenovallismo y regresar a los privilegios y componendas, para tal solo ser candidato, de a perdis a diputado federal y lograr fuero para sortear su eventual llegada a la cárcel, tras las malas cuentas que no cuadran y están aún sujetas a investigación.
Ahora falta la carta del alcalde para que diga que no hizo antesala en las oficinas de Polanco… pero… los enterados afirman que el día martes y miércoles hizo la antesala… ¿Cómo iba vestido? Bueno… luego se los cuento… sin embargo que hiciera o no antesala ya poco importa. Lo trascendente en verdad, es que José Juan Espinosa Torres cada día se encuentra más solitario y vulnerable al ajuste de cuentas políticas. Ahora falta que la mano que mece la cuna en el poder legislativo aplique la ley sin miramientos. La pregunta que esperamos es simple. ¿Cuándo?

Por lo pronto con bombos y platillos recibiremos al legislador que despachará a partir de poco tiempo desde Casa Aguayo… ¡Será!
¿O no lo cree usted?

No hay comentarios.: