miércoles, julio 26, 2017

Las mentiras de José Juan Espinosa con datos manipulados

Fauna Política
Inseguridad: de lengua me como un plato
Por Rodolfo Herrera Charolet

El presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, afirmó a finales de julio de 2017 que “bajó la incidencia delictiva en un 60% con Guardias Ciudadanas y sin endeudar a la población”.

Durante la inauguración del Foro Estatal de Seguridad Publica, Espinosa Torres hizo alusión al edil capitalino Luis Banck Serrato quién solicitó al Congreso del Estado una línea de crédito por 800 millones de pesos para combatir la inseguridad y detalló que, la incidencia delictiva en Cholula, disminuyó gracias a que se facilitó el acceso al deporte, cultura y educación, a través del equipamiento de gimnasios y albercas en dos unidades deportivas, además de crear espacios de recreación y 38 talleres de artes y oficios en el Complejo Cultural. Y destacó que “somos el único municipio con más de 100 mil habitantes en el estado que logró reducir el 60 por ciento en la incidencia delictiva”. A pesar de esto, Juan Espinosa dijo que aún le duele ver el informe de seguridad pública, pues todavía se siguen cometiendo delitos en San Pedro Cholula; como el robo a casa habitación, autopartes y ahora la venta de hidrocarburo. Así mismo dijo que la Unesco recomienda que por cada mil habitantes existan dos agentes de orden, lo que en el municipio no se ha podido cubrir y manifestó que más de 200 municipios no tienen recursos para contraer el mínimo de agentes policíacos.



Sin embargo la afirmación del alcalde cholulteca no tienen calidad de verdad, por el contrario, su criterio está basado en datos erróneos y verdades a medias, en virtud de que la incidencia delictiva municipal no refleja la realidad, por el contrario, evidencia el abandono de la atención pública y combate a la inseguridad.

Como un ejemplo puede observarse la incidencia delictiva del año 2016, en donde el gobierno local no reportó el robo común a transportistas, transeúntes o en el rubro “sin datos”, tampoco los robos ocurridos en carreteras a camiones de carga, autobuses o vehículos particulares, ni en el rubro de otros, ni el de autopartes, ni el robo en instituciones bancarias. Esto se debe a que en ese año fueron desmanteladas las agencias del ministerio público del fuero común.

No obstante que las estadísticas no reportan los ilícitos, si se presentaron las denuncias correspondientes. En el caso de robo común sin violencia a transeúntes aparece una denuncia en el mes de enero, quizás por error o simple capricho.

En cuanto a los rubros que si reflejan en parte los ilícitos cometidos en territorio cholulteca, en especial en el municipio de San Pedro Cholula, debe señalarse que el alcalde se conduce con falsedad en cuanto a sus cifras de reducción de los ilícitos, por ejemplo; la incidencia delictiva en San Pedro Cholula en cuanto a violación, los datos no reflejan reducción de éste, por el contrario: Se registraron 20 violaciones entre el 2012-2013, 16 entre 2014-2015 y 25 entre 2016-2017 en donde este 2017 se toman únicamente seis meses. Lo cual no refleja reducción del 60%. Las estadísticas de inseguridad reflejan aumentó del 25% con respecto al periodo 2012-2013 y del 56% con respecto al 2014-2015.


Otro ejemplo de falsedad y manipulación por parte del alcalde, de la información que se difunde oficialmente por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública,  es el hecho de que no se reportaron los delitos por homicidios culposos, como el ocurrido el miércoles 28 de diciembre de 2016, cuando un niño de dos años de edad fue atropellado en el interior de su domicilio, en San Matías Cocoyotla. El hecho fue denunciado y comprobado, pero la estadística de incidencia no lo toma en cuenta y por lo tanto el alcalde… tampoco.

Otros homicidios culposos que no fueron tomados en cuenta y que las autoridades ministeriales como el alcalde conocen;  es el caso de una niña atropellada y muerta de 5 años de edad ocurrido en la Colonia Ampliación Momoxpan, en la primera semana de diciembre de 2016. Desde luego que tampoco se sumaron los 4 individuos que resultaron muertos, cuando fueron atropelladas siete personas en Cholula por un borracho, hechos ocurridos en el mes de agosto de 2016.

Otros homicidios dolosos ocurridos, tan sólo en el mes de diciembre de 2016, no fueron incluidos en las estadísticas referidas, como el caso del joven de 27 años de edad que fue degollado por pandilleros en San Francisco Cuapan, difundido en redes sociales el 23 de Diciembre. Tampoco se incluyó el dato que corresponde al policía cholulteca asesinado el 12 de diciembre. Ni del adulto mayor de 70 años de edad que fue apuñalado por la espalda en Plaza San Diego o el caso de Jorge, un hombre de 52 años de edad que fue asesinado en la gasolinería, por escoltas del esposo de su amante. También en diciembre de 2016 fue baleada una pareja, perdiendo la vida el joven de 25 años de edad.

Como ejemplos de inseguridad y abuso policíaco, en el año 2015 en el mes de mayo fue asesinado un joven, quien fue ejecutado de un balazo en la cabeza cuando se encontraba boca abajo e indefenso. El homicida confeso fue el Subdirector de Seguridad Pública del municipio, al mando del alcalde José Juan Espinosa Torres, hecho que tampoco se incluye en las estadísticas de incidencia delictiva, no obstante que la Comisión de los Derechos Humanos, emitieron una recomendación a la comuna. Tampoco se tomó en cuenta el hecho de que una mujer fuera acribillada en las calles de Cholula, quizás por ser un hecho cotidiano y de poca importancia para las autoridades no mereció tomarse en cuenta. Como tampoco el homicidio de un individuo, presunto narcomenudista, que fue asesinado martillazos en junio de 2015, hechos ocurridos en Momoxpan.

Desde luego que se requiere más de un artículo para citar todos los delitos cometidos en Cholula, pero que las estadísticas de la fatalidad no reflejan y abusando de este error, el alcalde utiliza en su beneficio festejando su actuación, cuando en los hechos demostrables, bien se puede decir que de lengua me como un plato.
¿O no lo cree usted?  

No hay comentarios.: