viernes, junio 23, 2017

Funcionarios ricos y declaraciones pobres

  • La mayoría de los trabajadores de la comuna  no posee autos, inmuebles ni cuentas bancarias, según el portal de transparencia.



 24 Horas Puebla | Por Mario Galeana 

Los funcionarios del Ayuntamiento de San Pedro Cholula son dueños de nada.

¿Vehículos? “Ninguno”. ¿Inmuebles? “Ninguno”. ¿Cuentas bancarias? “Ninguno”. ¿Inversiones? “Ninguno”. ¿Adeudos? “Ninguno”, se observa en la plataforma.

En el portal de Transparencia del gobierno municipal de José Juan Espinosa Torres pueden encontrarse sólo 16 declaraciones patrimoniales de funcionarios: cuatro de ellas no poseen información y, entre el resto, sólo una funcionaria detalló algunos de sus bienes.


Se trata de Rocío Guerrero Hernández, titular de la Unidad de Transparencia: hasta 2016 reportó ingresos anuales por 366 mil 840.12 pesos, y un par de vehículos Pointer modelo 2007 y Astra modelo 2005, valuados en 239 mil 290 pesos.

El resto de los funcionarios ha aprovechado los resquicios de la nueva Ley de Transparencia que permiten a cualquier servidor reservar sus bienes siempre que lo considere una cuestión de seguridad.



DUEÑOS DE NADA

Así, por ejemplo, el secretario general del Ayuntamiento de San Pedro, Ignacio Molina Huerta, dice ser el propietario de nada: desde 2014 hasta 2016 no reportó un solo bien inmueble, tampoco vehículos, cuentas o adeudos.

Lo que se sabe de él es que el año pasado ganó 329 mil 749.20 pesos y, de acuerdo con su declaración, gastó 78 mil 250.80 pesos: apenas 214.3 pesos diarios.

En lo que va de la actual administración, su salario anual bruto ha pasado de 27 mil 761 pesos a 35 mil 700 pesos: es, junto con la tesorera municipal, el cuarto funcionario mejor pagado del Ayuntamiento de San Pedro Cholula, sólo por debajo del alcalde, los regidores y la síndico municipal.

Molina Huerta fue señalado por Luis Antonio Rodríguez Espinosa, funcionario de la Comisión de Seguridad Pública y Vialidad Municipal de San Pedro Cholula, como parte de una supuesta red de recaudación ilegal de multas que reunía 40 mil pesos cada noche cuando se efectuaban operativos de tránsito.

El secretario General negó la veracidad de las declaraciones de Rodríguez Espinosa, quien asegura ser sobrino del alcalde.

En esa supuesta red, según los dichos del funcionario en un video, se encontraba también Juan Pablo Silva Ochoa, jefe de Oficina de la presidencia municipal.

Al igual que Molina Huerta, Silva Ochoa optó por no hacer públicos sus bienes inmuebles, cuentas bancarias o vehículos.

En su declaración sólo reporta que en 2016 percibió ingresos por 271 mil 76.88 pesos y, de ello, gastó 62 mil 61.12 pesos. Es decir, 170 pesos diarios.

Los mismos huecos de información en bienes inmuebles, vehículos o adeudos cunden la declaración patrimonial de Ángel Manuel Brito Sarmiento, asesor político del alcalde.

El coordinador de Política y Gobernabilidad del Ayuntamiento ha estado detrás del presidente municipal desde su paso por Movimiento Ciudadano, donde fue secretario de Alianzas y Coaliciones.

De acuerdo con su declaración, Brito Sarmiento ganó 416 mil 127.24 pesos a lo largo del año pasado. Y gastó, en total, 179 mil 050.32 pesos más.



DECLARACIONES SIN INFORMACIÓN

Las declaraciones patrimoniales de cuatro funcionarios de la Comuna sampetrina no tienen información alguna, y conducen a páginas que marcan “error”. Se trata de la del ex contralor municipal Leopoldo García Méndez, sustituido por Norma Pimentel; la del consejero Jurídico municipal, Jesús Morales Garduño; la del titular de la Unidad de Predial y Catastro, Ramiro Wilson Hernández; y la del titular de Desarrollo Urbano, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, Jorge Barroeta Muñoz.

No hay comentarios.: