viernes, abril 28, 2017

Cabildo cholulteca rechaza cuentas públicas del JJ

Nuevamente y por segunda ocasión, en sesión extraordinaria, el cabildo cholulteca rechazó la aprobación de las cuentas públicas que presentó José Juan Espinosa Torres, por considerar la falta de transparencia de las mismas y la asignación poco clara de obra pública a empresas de dudosa existencia.

El pasado miércoles 26 de abril al igual que la sesión del 19 de abril, ocho de los 12 regidores del municipio acordaron no aprobar el ejercicio de los recursos públicos de Espinosa Torres, tras difundirse en diversos medios que otorgó 33 obras por un monto superior a 27 millones de
pesos de 2014 a 2016, entre otras, a empresas sin domicilio fiscal real, lo que hace suponer que se trata de empresas con arreglo o presta nombres del edil, como los casos concretos de adjudicación directa a Carina Meneses Escobar y Omar García Moreno, contratistas que se encontraban fuera del padrón certificado por el Ayuntamiento.

El regidor y ex presidente municipal,  Arturo Carranco Blanca, afirmó que el alcalde ha procedido a la clausura de comercios de familiares cercanos a ellos, como forma de presión para que aprueben las cuentas públicas en los términos que la presenta.

El presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, afirmó que no requiere de los regidores para la aprobación de su cuenta pública, pues irá directamente a la Auditoría Superior y calificó a sus regidores como "ceguera mecánica" que esconde "tintes políticos"

El Comité de Obra Pública de San Pedro Cholula, encabezado por Dulce Gudelia Báez Quintero, se comprometió ante los ocho regidores a presentar un informe que pruebe la capacidad técnica y financiera de ambos contratistas, lo que descartaría la existencia de empresas ligadas a los intereses del alcalde.

Debido al calendario de fiscalización, el alcalde de San Pedro Cholula debe remitir los estados financieros a la Auditoría Superior del Estado (ASE), aun cuando no hayan sido aprobados por el Cabildo, lo cual provocaría una revisión obligatoria de la aplicación de los recursos.

No hay comentarios.: