viernes, marzo 10, 2017

José Juan despide a custodios por zapos

El presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, tomó la determinación de despedir a 16 custodios del CERESO tras el escándalo de corrupción que denunciaron en el mes de febrero. Las represalias anunciadas por el alcalde no se hicieron esperar, afirmaron al menos 50 custodios que forman parte de plantilla laboral. [1]

La titular del Centro de Reinserción Social (Cereso) y el secretario del Ayuntamiento, María del Consuelo Reyes Rojas e Ignacio Molina Huerta, afirmaron que que serían dados de baja por no acreditar pruebas de confianza. Este hecho ocurre a poco menos de un mes de que exhibieran una red de corrupción entre el subdirector y el coordinador del penal, Fernando Roque Piñón y Cuauhtémoc Chávez Ramírez, y un criminal de nombre Marco del Callejo Pérez Salazar, apodado El mata taxistas.

Los custodios protestaron en una de las calles del Ayuntamiento cholulteca, hasta que el alcalde de San Pedro Cholula ofreció a algunos su reinstalación como guardias ciudadanos. Los custodios dijeron a medios de comunicación que Reyes Rojas amenazó con despedirlos desde días atrás por haber denunciado el control de los patios y la realización de negocios con visitas que realizaban seis elementos del CERESO, incluidos los mandos Roque Piñón y Chávez Ramírez.

La red de corrupción denunciada al interior del centro penitenciario municipal no es un hecho aislado, en virtud de que durante toda la administración de Espinosa Torres, el CERESO cholulteca ha sido motivo de disputa y control hacia su interior. La cual, según los quejosos, es tolerada por el propio alcalde.

El 16 de diciembre de 2014 un escándalo ligado al tráfico de droga, prostitución de cuatro mujeres extranjeras y cobro por visitas íntimas fue señalado por trabajadores administrativos y custodios. Tras la denuncia, la Dirección General de CERESOS del Gobierno del Estado ordenó inspecciones periódicas y sorpresivas, lo que provocó la ira del alcalde, quien amenazó en devolver al Estado la administración del centro penitenciario, lo que pretendió hacer en mayo de 2015. [2]

Como revancha a la denuncia de los custodios que realizaron a los medios de comunicación, la Contraloría cholulteca anunció que iniciaría una investigación en su contra. 

A lo largo de tres años, la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla ha emitido por lo menos dos recomendaciones al gobierno de José Juan por las condiciones de hacinamiento del penal, considerado uno de los más sobrepoblados del país.



No hay comentarios.: