jueves, marzo 09, 2017

Jose Juan firmó convenio por mas de 12 millones de pesos en favor del cuñado de RMV

Recopiló la información: Rodolfo Herrera Charolet
27 de agosto de 2015
Foto difundida por Comunicación Social del
municipio de San Pedro Cholula
12.5 Millones de pesos a organizaciones privadas
Según medios de comunicación en 2015 y boletín oficial de la comuna, que fue eliminado de su sitio oficial junto con sus publicaciones de todo el año pero visible en Intolerancia Diario [1] de fecha 27 de agosto, el alcalde de San Pedro Cholula, en el Estado de Puebla, José Juan Espinosa Torres  firmó un convenio para un programa alimentario con la Fundación Imagina México –dirigida por Fernando Manzanilla Prieto
y la delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), que en ese entonces era representada por Alberto Jiménez Merino, en su calidad de delegado. Dicho documento fue firmado y se denomina Proyecto Integral de Desarrollo de Capacidades y Seguridad Alimentaria que fue justificado como un programa que beneficiaría a 556 familias con la instalación de invernaderos, sistemas de captación y almacenamiento de agua, así como de parcelas.
Acompañado por el delegado en Puebla de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Alberto Jiménez Merino; del presidente de la Fundación Imagina, Fernando Manzanilla Prieto; de la representante del Instituto Nacional de Capacitación (INCA) Rural en Puebla, Silvia Sotomayor Madrigal; así como de funcionarios municipales, Espinosa Torres destacó que como nunca en la historia de San Pedro Cholula se ha dado un impulso al campo.
En ese marco, el delegado de SAGARPA reconoció la capacidad de gestión del presidente de San Pedro Cholula para que la dependencia federal etiquete cinco millones de pesos en un proyecto que beneficiará a miles de cholultecas, quienes además de cubrir sus necesidades de alimentación deberán tener la capacidad de tener un excedente de producto para intercambiarlo o venderlo.
Por su parte el presidente de la Fundación Imagina, Fernando Manzanilla Prieto indicó que una parte importante del Proyecto Integral de Desarrollo de Capacidades y Seguridad Alimentaria es el acompañamiento, capacitación y desarrollo que se dará a los beneficiarios con la implementación de proyectos ya avalados por las autoridades correspondientes. El objetivo del proyecto es implementar un proceso que permita el rescate y fortalecimiento del sector rural de las localidades de San Pedro Cholula a través de un proyecto que desarrolle las capacidades de las unidades de producción familiar de la zona en el marco general del esquema de seguridad alimentaria que la ONU-FAO ha habilitado en México y otros países del mundo.
Entre las metas establecidas se encuentra la instalación de 60 invernaderos, 23 sistemas de captación y almacenamiento con sistema de riego de agua, 82 barreras vivas en las parcelas, 23 módulos de producción de lombricomposta y biofermentados, 100 módulos de producción avícola, 150 módulos de producción de ovinos, 11 módulos de producción de conservas y derivados, ocho de producción de lácteos y 10 más de producción de cárnicos y derivados.

Al día de hoy se desconoce si el gobierno de Cholula cumplió con el convenio y el moto aplicado de recursos públicos.

En 30 Septiembre 2015 se difundió en diversos medios un presunto fraude de Fernando Manzanilla Prieto.

Quien fungió como coordinador general de campaña, posteriormente como Secretario de Gobernación y cuñado del ahora ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, fue implicado en fraude tras comprobarse el tráfico de influencias y el uso de testaferros para obtener un lucro indebido.
A Fernando Manzanilla Prieto se le adjudica la autoría intelectual para la creación de la sociedad, denominada Scientia Aprendizaje Significativo S.C., que según el acta constitutiva fue creada por dos mujeres campesinas y mediante dicha sociedad facturaron más de 15 millones de pesos por servicios de capacitación y asesoría a la Secretaría de Salud de Puebla, al Instituto Municipal de Planeación estatal y al Banco Nacional y Servicios Financieros.
Tras el escándalo se supo –por testimonio de las involucradas- que a las dos campesinas les pagaron 2 mil pesos por firmar unos documentos y, de acuerdo con quien fuera su apoderado legal, también forma parte del Grupo Imagina México, propiedad de Fernando Manzanilla Prieto.
Aun cuando Manzanilla Prieto niega que Scientia forma parte de Grupo Imagina México (GIM), los documentos prueban que Scientia y Grupo Imagina México compartieron oficinas en la calle Séneca 55, ubicada en la colonia Polanco, en el Distrito Federal. Además de que los nombres de trabajadores de Grupo Imagina México también aparecen en documentos oficiales de Scientia, como el de Sandra Rosete Morales, directora de la vinculación de Imagina México; Cynthia Gabriela García Díaz, Joaquín Ruiz Solorio y Samuel Cadpdevielle González, estos dos últimos reconocidos como asesores del consorcio por el representante legal de GIM, Francisco Elías Hernández Gutiérrez.
Grupo Imagina México también ocupó oficinas en Puebla, en el número 3905 de la diagonal 39 poniente, que es el mismo lugar donde estuvieron las oficinas de Scientia, según reconoció el exadministrador de esta compañía, José Luis Samaniego Diez.
Blanca Estela Rodríguez, “Propietaria”, afirmo que lo hico porque creía que le darían una ayuda y que lo hizo por necesidad, es viuda y está enferma de diabetes.
A Socorro Luna Rodríguez y María Filomena de la Cruz Sánchez les adjudican la fundación de la empresa Scientia Aprendizaje Significativo S.C., el 21 de junio de 2012, según consta en el acta constitutiva. Sin embargo, ellas dicen que lo hicieron porque una de sus familiares, a la que identifican como Blanca Estela Rodríguez Jiménez, les ofreció dinero por firmar unos papeles. Aunque de los 15 millones de pesos que Scientia facturó en los dos últimos años, ni Socorro ni María Filomena han visto un peso. La primera vez que fueron a unas oficinas en la ciudad de Puebla les dieron mil pesos, luego 500 y después ya nada, ya ni siquiera les dejaban leer lo que firmaban, cuenta María Filomena de la Cruz. “Mi hijo ya hasta nos dice que en qué lío nos metimos, que para qué andamos firmando papeles sin saber de qué se trata. Ahora ni duermo de la preocupación nomás de pensar que en cualquier rato puede venir la Ministerial por nosotras”, concluyó la mujer, comentario que fue reproducido en varios medios informativos que no mantienen contrato de comunicación social con el gobierno del Estado. [2]
Referencias:

[2] epuebla.info (9 de Marzo de 2015). Epuebla.info (Corporis, Ed.) Consultado el  9 Marzo de 2017, de Epuebla: 





No hay comentarios.: