martes, marzo 14, 2017

Espinosa Torres ahora busca el perdón del gobernador Tony Gali

2017 0314 | En un evidente cambio de actitud, el presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, ofreció apoyo y solidaridad al gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad, y evitó hacer comentarios en su contra, como se había caracterizado desde la campaña electoral que lo llevó al poder del Estado.

Durante rueda de prensa en la ciudad de Puebla, que ofreció el aún alcalde cholulteca, le ofreció trabajos de inteligencia y operativos en San Pedro Cholula, ello para recuperar la paz
y gobernabilidad frente al problema social y de ingobernabilidad que representa la extracción ilegal y venta clandestina de hidrocarburos. Afirmó que la inseguridad que se vive en la franja territorial conocida como “Triángulo Rojo” así como en el municipio de Atzitzintla es responsabilidad del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, luego que en su sexenio se enquistaron bandas del crimen organizado dedicas al robo de combustible a Pemex.

“Este problema social de ingobernabilidad e inseguridad tenemos claro que se incrustó bajo el gobierno de Rafael Moreno Valle. Se dejó crecer y hay que atender la causa que es la falta de empleo y garantizar educación de calidad”, propuso, ante la creciente participación de niños y adolescentes como “halconcitos” de las bandas del crimen organizado. Durante los seis años de gobierno de Moreno Valle, Espinosa Torres sostuvo no se combatió de frente al crimen organizado, por eso se solidarizó con la nueva administración de Antonio Gali Fayad.

En total servilismo mediático Espinosa Torres dijo que le tiende la mano a Gali Fayad, y se suma al anuncio público sobre “cero tolerancia” a las bandas huachicoleras. Más allá de las diferencias ideológicas, destacó que la lucha contra el crimen organizado la deben dar todos, sociedad y gobierno para recuperar el territorio poblano.

José Juan Espinosa Torres afirmó que durante el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas, las estructuras de la policía se coludieron con el crimen organizado, cuando militares detuvieron un convoy de vehículos con gasolina robada, resguardada por agentes estatales.

Ante la problemática, el presidente municipal se puso a disposición de la Secretaría General de Gobierno (SGG) del estado para coadyuvar en trabajos de inteligencia que requieran para que la comercialización de combustible robado no se permita en San Pedro Cholula.

Espinosa Torres responsabilizó al vocero del Gobierno de Puebla, Javier Lozano Alarcón, de la mala relación entre la autoridad estatal y el Ayuntamiento de San Pedro Cholula. “El gobernador tiene disposición de construir acuerdos para bien de Puebla... a diferencia de otros personajes que intentan generar ingobernabilidad para su beneficio personal”, consideró.

Por último, sostuvo que los ataques mediáticos y una posible acción penal en su contra por supuestas irregularidades en su gestión podrían provenir del vocero del gobierno estatal, quien se ha estado reuniendo a puertas cerradas con presidentes municipales para amenazarlos con represalias si se oponen a la privatización del agua en los municipios de Puebla. “Es una réplica del famoso o coopelas o cuello”, insinuó respecto al amago que presuntamente Javier Lozano Alarcón hizo a un empresario mexicano de origen chino acusado de traficar sustancias para la fabricación de anfetaminas, concluyó.



No hay comentarios.: