miércoles, febrero 15, 2017

Viven en pobreza

2017 0215 | En sólo dos cuartos ubicados en San Diego Cuachayotla en San Pedro Cholula, Margarita Tehuitzil Atempan, su esposo y cuatro hijos, comen, duermen y realizan otras actividades del hogar mientras pelean apoyos con trámites restrictivos de gobierno.

Los parámetros de medición de carencias en viviendas del gobierno federal los clasificarían en condición de hacinamiento, que se considera cuando por cuarto habitan más de 2.5 personas.


Pese a ubicarse en un municipio metropolitano, Cuachayotla junto con las comunidades de San Cosme Texintla y San Francisco Coapa, forma parte de las poblaciones que las propias autoridades cholultecas destacan por esta condición.

Aunque existen programas para combatir el hacinamiento, impulsados por los tres órdenes de gobierno, la familia ya suma tres veces fuera de la lista de los beneficiarios por falta de documentos.

Tehuitzil Atempan explicó que no cuentan con las escrituras del terreno familiar en donde edificó sus cuartos y tampoco ha dado con algún programa que le permita solucionar el problema.

“Me dicen que no porque piden papeles que no tenemos, nos piden la escritura pero todavía no contamos con ella, son papeles que, yo creo, ni conozco, tendría que arreglarse”.

Además de perder la oportunidad de un cuarto extra, lamentó que por las tres ocasiones, su familia malgastó cerca de 600 pesos por la entrega de permisos que expide la junta auxiliar para el trámite.

Construir por su cuenta tampoco ha sido fácil y prueba de ello es el baño que ella y su esposo apenas lograron edificar con una inversión de 10 mil pesos y que gracias a ahorros, les resolvió una necesidad que ya llevaba varios años.

Por otro lado, una vecina de la comunidad de San Cosme Texintla, quien pidió el anonimato para evitar rencillas con sus vecinos, hizo la solicitud sólo una vez y aunque presentó documentos completos, nunca le llamaron.

“Me he inscrito a los dos, al del baño y al del cuarto, yo fui hasta Cholula (cabecera) y nos dijeron que sí nos iba a tocar. Yo les dije que luego a las juntas auxiliares no llegan pero dijeron que sí y nunca nos llamaron”.

Agregó que su familia habita en dos cuartos y en uno de ellos, el que ella duerme con su esposo, se encuentran también un baño no acondicionado en su totalidad y una pequeña cocina.

Aunque Cholula es un municipio que se caracteriza por su alta cantidad de trabajadores ladrilleros, en ocasiones hasta en estas mismas casas faltan los recursos para edificar cuartos sin apoyos de gobierno.

No hay comentarios.: