lunes, febrero 20, 2017

Sin avance investigación contra maestra del CELMA

2017 0220 | Aún investigando agresión en el CELMA. El 30 de septiembre, la fiscalía abrió una carpeta de investigación tras la demanda presentada por los padres de Derek



Por Serafín Castro

Padres de familia de un menor de tres años presentaron una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), en contra de Nancy Liliana Bonilla Pérez, maestra del centro escolar de San Pedro Cholula, por castigar y lesionar al menor en el salón de clases.


De acuerdo con la denuncia presentada el 30 de septiembre pasado ante la FGE por Erick César González Tlacuilo, padre de Derek, el menor lesionado, las agresiones por parte de la maestra denunciada se dieron el miércoles de la semana pasada.

Nancy Liliana Bonilla Pérez, maestra titular del segundo año, grupo A, del turno matutino de preescolar del Centro Escolar “Licenciado Miguel Alemán” (CELMA) de San Pedro Cholula, habría jalado y lesionado la oreja derecha de Derek, lo que le causó heridas y sangrado.

“Cuando fui a recoger a mi hijo al Centro Escolar me percato de que tiene sangre en su camisa. Entonces lo revisé y me di cuenta que tenía lastimada su oreja derecha y le seguía sangrando”, relata Karla López Téllez Girón, madre del menor.

“Inmediatamente fui a buscar a la maestra Nancy para preguntarle qué había pasado con mi hijo; cuando llegué y le pregunté me dijo que no sabía, que él no había estado llorando durante la clase ni manifestado dolor alguno”, agrega la declaración presentada en la denuncia.

El hecho extrañó a los familiares de Derek, por lo que durante esa tarde empezaron a cuestionar al menor sobre el motivo de la lesión.

“Nos contestó que la maestra lo había jalado de la oreja y lo había azotado al piso, por eso acudimos a levantar la denuncia”, agregan Erik y Karla, padres del menor agredido.

Por tal motivo, la Fiscalía General del Estado abrió la carpeta de investigación número 3892/2016/ZC, para reunir las pruebas de la denuncia presentada en contra de Nancy Liliana Bonilla Pérez.

Según relatan los padres del menor agredido, de acuerdo con testimonios de los compañeros de clases de Derek, la maestra recurre con frecuencia al castigo físico y psicológico contra los alumnos.

“También nos comentó que su maestra los castiga dejándolos parados frente a un espejo, encerrándolos en el baño y poniéndoles orejas de burro. También nos dijo que los para sobre una silla o les quita el lunch o el agua”, acusó la madre del menor.

Hasta las últimas consecuencias

Además de la denuncia presentada ante la FGE, los padres de Derek señalaron a 24 Horas Puebla que “llegarán hasta las últimas consecuencias” para hacer justicia por la lesión y el daño que sufrió su hijo.

Informaron que recurrirán a las autoridades educativas como la Secretaría de Educación Pública (SEP) del estado y ante el Sistema DIF para denunciar a Bonilla Pérez.

A raíz del suceso del miércoles pasado, el menor “quedó bloqueado”. No quiere decir los números ni las letras, y no es por falta de conocimiento, él ya se las sabía, señalan los padres.

“Lo que queremos es justicia. Queremos que ya no trabaje más en la escuela, que ya no le dé clases a mi hijo, y que ya no siga afectando y dañando a más niños”, indicaron.

Sin respuesta del CELMA

La tarde del jueves de la semana pasada, luego de que Derek confesara a sus padres que la maestra le había lesionado, Karla López contactó vía mensajes de WhatsApp a Liliana Castillo Terreros, directora general del Centro Escolar de San Pedro Cholula, para informar y denunciar la lesión.

Sin embargo, explicó Karla López, hasta el momento no ha habido ningún acercamiento entre la directora y los padres del menor de tres años lesionado.

“Sólo me respondió que acudiría este lunes (hoy) al salón de clases de la maestra Nancy para vigilar su comportamiento  con los alumnos durante la clase. Pero es obvio que la maestra no les va a jalar las orejas a los niños frente a la directora. Por eso le advertí a la directora que por mi hijo estamos dispuestos a llegar a donde sea necesario”, concluyó.

No hay comentarios.: