jueves, noviembre 03, 2016

Desfile ridículo organizado por el gobierno de Espinosa Torres

Un rotundo fracaso resultó el inicio del Festival Vaniloquio 2016 organizado por el Gobierno Municipal de San Pedro Cholula, luego que no pudiera reunir a más de una veintena de catrinas en su concurso del día de muertos y un poco más de una docena en el de ofrendas, con las calles semivacías y solo con estudiantes de escuelas particulares y sus familiares, el desfile fue gris a pesar de la millonaria inversión con que cuenta el festival.


En tanto, la comunidad cultural y ciudadanía acogió con alegría el desfile de animeros y la guerra de bandas que se realizó en forma paralela al acto oficial en las festividades de Todos Santos, los animeros recorrieron las calles de la milenaria ciudad en un ambiente de algarabía recobrando una vieja tradición de Cholula que tuvo gran auge en el Pueblo de Cocoyotla y que ahora tomó las calles de la ciudad a pesar de la indiferencia de las autoridades locales.
La inauguración del Vaniloquio 2016 no terminó en un fiasco, gracias a la dedicación de instituciones particulares como la escuela Cualicalli y el ingenio de sus alumnos y profesores que cargaron a cuestas con la organización del desfile de catrinas, que fue desairado por las instituciones públicas y la ciudadanía cholulteca que ven con profunda desconfianza al gobierno municipal y sus autoridades educativas.

Salvo las calles céntricas y la plancha de la plaza de la concordia, el recorrido estuvo desierto y el ridículo no fue mayor porque algunas bandas musicales contratadas de entre la comunidad artística de Tepontla, pusieron la música y el ritmo para que por lo menos bailaran las decenas de participantes de un desfile deslucido.

La desorganización corrió a cargo del regidor de educación, Marcelino Calzadilla, veracruzano sobre quien pesan acusaciones de tráfico de influencias, acoso sexual, usurpación de cargo y profesión, entre otros, a quien los directivos de los planteles educativos le han retirado la confianza por condicionar recursos con fines electorales y por sus constantes líos de faldas y la prepotencia con que se conducen sus parejas sentimentales que ocupan cargos en la estructura escolar.

La festividad del día de muertos y el Vaniloquio fue, antes del actual gobierno, un festejo colorido que además reunía a gran cantidad de visitantes de San Pedro Cholula, sin embargo este año pasó inadvertido y opacado por la organización, asistencia y brillantez que mostraron otros municipios de la región como San Andrés Cholula, Cuautlancingo, Huejotzingo, Atlixco y Puebla Capital, éste último, logró reunir a más de 5 mil participantes, 30 bandas de música, bandas de guerra y comparsas ante miles de espectadores y un impresionante corredor monumental de ofrendas.

Ni siquiera los premios en efectivo atrajeron el interés de la ciudadanía de Cholula para los concursos de catrinas y ofrendas, el primero fue cubierto con estudiantes que ya habían desfilado en San Nicolas de los Ranchos y Cuautlancingo y el segundo fue integrado con malas representaciones hechas al vapor por dependencias gubernamentales, en su gran mayoría.

En tanto, los primeros conciertos del festival, de relevante calidad artística y cultural, igualmente tuvieron que contar con la asistencia forzada de empleados municipales y autoridades del ayuntamiento encabezadas por el presidente José Juan Espinosa, que gustan de reservar una zona VIP para sus funcionarios, familiares y amigos.

No hay comentarios.: