viernes, abril 01, 2016

Cierre definitivo de tianguis y comerciantes sin empleo un logro de Espinosa Torres

Este miércoles 30 de marzo fue el último día de actividades comerciales de tianguistas que se instalaban en la 5 Sur y 17 Poniente, en el barrio de Santa María Xixitla.

Tras el vencimiento del plazo del contrato de arrendamiento que tenían los comerciantes desde hace cinco años para ocupar este lugar, después de que la gestión de Francisco Covarrubias Pérez eliminó el tradicional tianguis que se instalaba todos los miércoles y domingos alrededor del mercado municipal Cosme del Razo.


De acuerdo con los vendedores, el propietario del terreno canceló el convenio obligado por el alcalde José Juan Espinosa Torres, quien puso como condición el desalojo para terminar de pagar el predio –del mismo dueño- sobre el que el ayuntamiento construyó el tianguis municipal, al inicio de la carretera Paso de Cortés.

El desmantelamiento de este tianguis era el obstáculo más grande que tenía el nuevo tianguis municipal que, por falta de clientes, no ha logrado consolidarse. Para forzar su cierre, el alcalde José Juan Espinosa Torres ordenó abrir zanjas y bloquear las calles aledañas con el pretexto de inicio de obras de drenaje, mismas que nunca comenzaron

Ayer jueves, los comerciantes retiraron los últimos tubos que quedaban, en los que estaban sus lámparas y bocinas.

Crédito: Con información de MAS NOTICIAS

José Juan Espinosa ordena la destrucción de la plancha de cemento en tianguis de Xixitla

2016 0402 | La administración de José Juan Espinosa Torres no encontró otra manera de eliminar el tianguis de vendedores tradicionales del barrio de Santa María Xixitla más que destruir la plancha de concreto sobre el que se instalaron hasta el pasado miércoles.

Aprovechando el fin del puente vacacional, ayer sábado las autoridades municipales cerraron con una patrulla y “trafi tambos” naranjas la 17 Poniente y 5 Sur, mientras personal sin uniformes oficiales y dos retroexcavadoras levantaron el piso.

Desde hace varias semanas, la gestión de José Juan Espinosa Torres intentó ahuyentar a los tianguistas al abrir zanjas con el pretexto de iniciar obras de drenaje. Después, clausuró los postes y castillos porque, después de dos años de administración, descubrió que los vendedores tradicionales no tenían cédulas de empadronamiento.

Finalmente, los comerciantes se retiraron voluntariamente el miércoles al vencer el contrato de arrendamiento del terreno. Sin embargo, el ayuntamiento intenta impedir su regreso al levantar la plancha de concreto.

Ante la decepción de los vecinos, las autoridades municipales eliminaron el tianguis de Santa María Xixitla para apuntalar las ventas en el nuevo tianguis construido en la ruta de evacuación de Paso de Cortés que sigue con bajas ventas por su difícil acceso y porque la mayoría de los comerciantes proceden de otros municipios e incluso del estado de México.

No hay comentarios.: