viernes, febrero 26, 2016

Error en planeación la pagan los ciudadanos

Una vez más se confirma la falta de planeación en las obras del gobierno del estado, debido a que el paso del tren turístico frenará de súbito el tránsito vehicular que desciende del Distribuidor Vial Cholula, obra polémica que se edificó a pesar de la destrucción de vestigios arqueológicos.

Los trabajos de la instalación del tren se encuentran a escasos 50 metros de la calle 12 Oriente-Poniente, que dividirá la rampa de descenso del puente vehicular.

Uno de los argumentos principales para edificar este distribuidor vial, a mitad del sexenio morenovallista, fue para mejorar la movilidad en la entrada a San Andrés y San Pedro Cholula.

Sin embargo, con el paso del tiempo la construcción del puente sólo confirmó lo contrario, como refieren automovilistas, ciclistas y peatones.

Aunado a ello y a pesar de las múltiples protestas en contra del complejo turístico que se edifica en la zona arqueológica, la obra avanzan sobre la inspectoría Lázaro Cárdenas sin notificar a los vecinos, comercios ni escuelas que se encuentran a su paso.

La opacidad en el manejo de la información ha generado una serie de rumores en torno a la obra del tren turístico, que va desde apoyos económicos hasta la pinta de las casas de blanco asentadas en los 17 kilómetros de recorrido.

A unos pasos de la pirámide, la maquinaria excava para encontrar el nivel en el que se colocarán los rieles, mientras empleados del Grupo Itisa, a cargo de la obra, operan los trascabos y la aplanadora a fin de abrir el camino de seis metros de ancho que corresponde al derecho de vía del tren.

De paso, han derrumbado más de una decena de árboles en el camellón principal para ingresar a Lázaro Cárdenas y después a La Carcaña.

Por su parte, vecinos mantienen vigilancia continua de los trabajos, para evitar que les rompan los tubos de agua potable o drenaje, como sucedió a inicio del proyecto en Santiago Momoxpan.

Esa ocasión, más de 300 viviendas se quedaron sin el servicio básico debido a que los trabajadores rompieron la tubería que suministra el agua en la zona.

Los lugareños comentaron que si llega a haber alguna afectación a su propiedad o a los servicios, será el Grupo Itisa quien tenga que reparar los daños en su totalidad.

No hay comentarios.: