miércoles, enero 27, 2016

Excavando en las calles de Cholula

Ubicada al poniente de la capital del estado de Puebla, Cholula cuenta con 3 000 años de ocupación ininterrumpida en los que las evidencias materiales de cada uno de los grupos que la habitaron han sido cubiertas, modificadas o destruidas por grupos posteriores. Testigos de ello son los numerosos vestigios arqueológicos, prehispánicos y coloniales que se localizan día a día en la ciudad. Dado el acelerado crecimiento demográfico y la necesidad de dotar a los pobladores con infraestructura adecuada, las intervenciones en el subsuelo son constantes. 


Así, los arqueólogos han tenido que “salir” a las calles cholultecas a realizar salvamentos (si se anticipa que se afectarán restos arqueológicos) y rescates (si los restos ya han sido expuestos). Estos trabajos son objeto de fuertes presiones sociales al interferir en el desarrollo de las obras, pero constituyen un invaluable recurso y una de las pocas vías para obtener un panorama de la historia ocupacional del sitio más amplio del que brindan sólo los datos de la zona arqueológica abierta al público.
En el salvamento de 2010 en la calle 3 Poniente, en San Pedro Cholula, se recuperaron 52 ollas del Posclásico Medio que contenían restos humanos calcinados, placas de lapidaria, miniaturas y un anillo de cobre. B. Algunos materiales recuperados en rescates y salvamentos son objetos excepcionales. Este vaso del Posclásico Medio, ornamentado con un cráneo es un ejemplar temprano del estilo Mixteca-Puebla. Salvamento de la calle 3 Poniente, San Pedro Cholula, 2010. C. Hacer arqueología en la calle requiere un registro eficiente y rápido de los restos antiguos. En el salvamento en la calle 3 Poniente, en San Pedro Cholula, más de 200 objetos dispuestos en grupos cubrían los despojos calcinados de varios individuos.

Esta publicación es un fragmento del artículo “Excavando en las calles de Cholula El reto del progreso”, de los autores Ashuni E. Romero Butrón y Carlos Cedillo Ortega, y se publicó íntegramente en la edición regular de Arqueología Mexicana, núm. 115, titulada Cholula, la ciudad sagrada.


No hay comentarios.: