domingo, octubre 04, 2015

Impulsarán matrimonios del mismo sexo

  • Urge Movimiento Ciudadano a legalizar matrimonios gay

El dirigente estatal asegura que se mantendrán firmes en su respaldo a la reformas del Código Civil, José Ángel Pérez anticipa que los dos diputados locales del Movimiento Ciudadano votarán a favor de los cambios que permitan uniones entre personas del mismo sexo

Movimiento Ciudadano en Puebla urgió a los diputados del Congreso del estado a modificar el Código Civil estatal para que permita el matrimonio entre personas del mismo sexo y adecuarlo así a la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), publicada en el Periódico Oficial de la Federación. En ella se establece como discriminatorios los reglamentos que prohíben a los homosexuales celebrar el enlace civil.

Además, anticipó que los dos diputados locales que conforman la bancada de Movimiento Ciudadano en el Legislativo local, Ignacio Alvízar y Julián Peña, votarán a favor de la modificación del código en materia civil de la entidad poblana, pues dentro de los estatutos del partido se promueven la inclusión de personas con orientaciones sexuales similares.

“De acuerdo con nuestros documentos básicos y la declaración de principios, en el partido respetamos las decisiones de las personas y avalamos el hecho de que se les deba de reconocer, en el estricto sentido jurídico, la unión entre personas del mismo sexo”.

En rueda de prensa, el dirigente estatal del partido naranja, José Ángel Pérez, aseguró que a pesar de la polémica generada en los últimos meses, la fracción de Movimiento Ciudadano se mantendrá firme en su respaldo a la reforma al Código Civil para permitir el matrimonio entre personas gay, Por lo que reiteró su llamado a los legisladores poblanos a adecuarse con el nuevo decreto de la SCJN.

“La polémica se ha desatado por una palabra, pero el asunto va más allá. Movimiento Ciudadano reconoce que las personas que tengan una preferencia sexual diferente y deseen una unión, lo pueden y deben hacer para ser reconocidos por todas las leyes mexicanas. No podemos hacer a un lado o discriminar a las personas que quieran unirse por la vía civil”.

Desde el pasado 22 de junio, en Puebla ya no pueden prohibirse los matrimonios entre personas del mismo sexo, luego de que la SCJN publicó, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la jurisprudencia en la que se expone como un acto discriminatorio que en el país se niegue este derecho.

Tres días antes, el 19 de junio, la Corte Nacional oficializó la resolución 43/2015, por medio de la cual las parejas gay, al contraer matrimonio, automáticamente podrán adquirir derechos como cualquier pareja heterosexual en torno a beneficios de solidaridad, de propiedad, toma de decisiones en situaciones médicas y en caso de muerte de alguno de ellos.

Información en el sitio oficial de MOVIMIENTO CIUDADANO

En febrero de 2011 la postura del actual edil cholulteca, José Juan Espinosa era en el sentido de impulsar reformas a la Constitución local para permitir el matrimonio en parejas del mismo sexo.

Martes 15 de Febrero de 2011.- La mayoría en el Congreso local, incluyendo a la bancada del PRD, se rehusó a legislar a favor de la diversidad sexual, al negarse a incluir en la Carta Magna la no discriminación por “orientación sexual” bajo el pretexto de que la palabra “preferencias” abarca la protección de la identidad sexual de los poblanos y una serie de argumentos biológicos sobre los homosexuales.

Tras el intenso debate, la votación para incluir el respeto a la orientación sexual en la Constitución quedó de la siguiente manera: 19 votos en contra de parte de Compromiso por Puebla; 12 abstenciones del PRD y PRI, y ocho votos a favor, de los legisladores Enrique Doger, José Juan Espinosa, Lauro Sánchez, José Luis Márquez, David Espinosa, Edgar Sánchez, Jesús Morales Flores y Zeferino Martínez.

A pesar de que el sol azteca ha peleado por los derechos sociales y civiles de la población LGBTTT (lésbico, gay, bisexual, travesti, transexual y transgénero), los perredistas José Antonio Gali y Eric Cotoñeto mantuvieron un silencio cómplice y se limitaron a votar en abstención, mientras que Jorge Garcilazo votó en contra de la propuesta. La diputada “ciudadana” Josefina Buxadé emitió una tímida abstención desde su curul.

El priista Lauro Sánchez propuso que al artículo 11 de la Constitución se incluyera el concepto de “orientación sexual” para garantizar la igualdad y el respeto a las diferencias y a la libertad, y en cuanto leyó su propuesta en Tribuna, los legisladores del bloque morenovallista se incomodaron y comenzaron a cabildear para detener la iniciativa.

La propuesta de Lauro Sánchez establecía que la Carta Magna quedara: “En el estado de Puebla se reconoce el valor de la igualdad radicado en el respeto a las diferencias y a la libertad. Queda prohibida toda acción tendiente al menoscabo de los derechos humanos, en razón de discriminación por raza, origen étnico o nacional, género, edad, capacidades diferentes, condición social o económica, condiciones de salud, preferencias, orientación sexual, filiación, instrucción y nivel cultural, apariencia física, estado civil, creencia religiosa, ideología política, opiniones expresadas o cualquier otra que atente contra la dignidad, la libertad o la igualdad”.

La propuesta del priista fue respaldada por Enrique Doger y por el convergente José Juan Espinosa Torres, quien también pretendía proponer la modificación al artículo 11, pero fue detenido previamente por el coordinador de la bancada del PAN, Mario Riestra Piña, mismo que cabildeó con el PRI en el restaurante Cazador para frenar la propuesta de Lauro Sánchez.

El primero en manifestarse en contra de la inclusión del respeto a la diversidad sexual fue Héctor Alonso, quien emitió una perorata sobre la genética de los homosexuales y sobre la idiosincrasia de los poblanos.

En respuesta, el diputado priista Enrique Doger advirtió sobre la peligrosidad de los argumentos biológicos: “Hablar de biología es un tema por demás resbaloso y peligroso, porque son los mismos argumentos de los nazis, que decían que aquellos que no eran de la raza aria no eran seres humanos; y contra los judíos porque tenían una religión distinta. Esas son las expresiones fascistas que debemos evitar, porque las normas jurídicas son generales y no deben excluir a ningún ser humano, por eso invito a los priistas progresistas a razonar su voto y a los del partido de Nueva Alianza a que actúen en consecuencia con su base magisterial”.

Doger también echó por la borda la defensa de Héctor Alonso sobre la idiosincrasia de los poblanos, al señalar: “Difiero de quien me antecedió en el uso de la palabra al hablar de la idiosincrasia de los poblanos, pues entre los más de 5 millones de habitantes de la entidad encontraremos una diversidad sexual y de todo tipo, y nadie puede hablar en esta Tribuna a nombre de todos los poblanos. Empezando a hablar de las diferencias, se inicia con las persecuciones, por eso hago un llamado a la izquierda, aunque muchos crean que ya no existe en este Congreso, yo creo que sí, y deben defender los principios progresistas y liberales que abandera el PRD”.

En tanto, el convergente José Juan Espinosa, quien desde la Comisión de Gobernación pugnó por la inclusión de la diversidad sexual en la Carta Magna, emitió una serie de cifras para sostener que existe un alto grado de discriminación a las personas de la población LGBTTT.

“De acuerdo a la encuesta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, 61.7 por ciento de la población se ha sentido discriminada cuando menos una vez en su vida, de las que 11.4 por ciento jamás contrataría a un homosexual y 10.7 por ciento considera que la orientación sexual distinta a la heterosexual es una enfermedad. También se han documentado al menos 450 crímenes de odio por homofobia entre 1995 y 2007”.

El priista Víctor Hugo Islas expresó en Tribuna que ni la Constitución mexicana ni ninguna en el país ha incluido el concepto de “orientación sexual”, por lo que Puebla no tenía ninguna obligación de hacerlo.

José Juan Espinosa, visiblemente molesto por la decisión de sus compañeros, señaló que Puebla deber ser vanguardista y proteger a los poblanos de cualquier tipo de menoscabo de sus derechos humanos, por lo que anunció la presentación de la Ley contra la Discriminación.

Aunque el debate lo ganó el ala progresista de la LVIII Legislatura, encabezada por Espinosa, Doger y Lauro Sánchez, la votación fue insuficiente para modificar la propuesta enviada por el gobernador Rafael Moreno Valle.

No hay comentarios.: