jueves, diciembre 05, 2013

Arqueología

Avanza restauración de murales
2013-12-05 | El Instituto Nacional de Antropología informó sobre los avances en el rescate del mural Los Bebedores  de Pulque en el interior del basamento piramidal.
Durante tres años, los trabajos de conservación han funcionado adecuadamente con un avance cercano al 80 por ciento, informó la restauradora Dulce María Grimaldi, responsable del proyecto.


Desde 2011 hasta la fecha, un equipo de restauración del INAH, encabezado por Grimaldi, se empeña en el fijado de la capa pictórica, en la consolidación del soporte, así como la eliminación de sales y la sustitución de resanes en el mural que tiene una antigüedad de mil 700 años.

La restauradora explicó que en la temporada 2013, iniciada en julio y que concluye en septiembre, se logró la conservación de casi el 80 por ciento del mural que tiene una longitud de 120 metros cuadrados.

La experta agregó que paralelamente “hicimos un programa de evaluación de los materiales empleados, lo que nos ha permitido evaluar el efecto de los materiales in situ y también en laboratorio para ver si realmente están funcionando como nosotros esperábamos y para que no vayan a causar efectos secundarios a largo plazo, los cuales nos generen un mayor deterioro”.

Lucha contra los elementos
El mural Los Bebedores, que fue descubierto accidentalmente en 1969 al interior de una estructura de etapa constructiva posterior, por su extensión y antigüedad, se ha convertido para los especialistas del INAH en todo un reto de restauración.

Este mural prehispánico que fue pintado sobre una superficie de tierra (el soporte de la obra es de adobe), configura una problemática más complicada para su conservación porque se encuentra en seis túneles con concentraciones altas de humedad y sufre cambios de temperatura, lo cual ha deteriorado la capa pictórica.

De 1994 a 1998 el mural fue intervenido, con apoyo del Getty Conservation Institute, el cual “buscaba un caso de estudio, para ver qué había pasado con el uso de polímeros en la conservación de pintura mural sobre una superficie de tierra”.

Dulce María Grimaldi aclaró que Los Bebedores fue pintado sobre adobe. “Es barro y no estuco. La capa que lo sostiene es un enlucido de tierra y luego está la pintura realizada con pigmentos minerales (hematita, geotita, óxidos, etcétera). Además, contiene muy poco material orgánico y el aglutinante utilizado ha desaparecido completamente”.

No hay comentarios.: