lunes, septiembre 10, 2012

Se realizó el tradicional trueque en Cholula

Foto de Isabel Muñiz
2012-09-10 | Cholula.- Desde plantas medicinales hasta animales de campo como gallinas son intercambiados, generalmente por campesinos de diversos municipios, en el milenario trueque que se realiza cada 8 de septiembre en San Pedro Cholula, localizado a diez minutos de la capital poblana.

La moneda y el billete tradicional quedan prescindidos cada que llega esta fecha por Josefina Ramírez Rojas, habitante de una de las comunidades de Huejotzingo quien acude a este mercado desde hace más de 15 años a llevarse fruta, ropa y menesteres para cocina a cambio de dejar parte de su cosecha de nuez, ‘huesitos’ y sus artículos artesanales navideños.


“Por un ciento de nueces me dan tres cazuelas pequeñas, y por una de mis canastas que elaboro a mano con valor de 15 pesos cada uno, a veces me dan un kilo de durazno o de manzana”, comentó.

El valor que los comerciantes dan a sus productos depende del acuerdo al que llegan con la persona con la que desean intercambiar. Todos los interesados se instalan en Plaza de la Concordia de este municipio desde las 9:00 horas de la mañana  hasta las 21:00.

Así como Josefina, cada año acuden al menos tres mil personas procedentes del interior del estado de Puebla, y algunos municipios de estados vecinos como Morelos, Guerrero, Tlaxcala, Veracruz y Oaxaca, según el Director de Turismo en Cholula, Miguel Jiménez Galindo.

“El trueque de Cholula es único en su especie en México y forma parte de la veneración a Quetzalcóatl (uno de los dioses de la cultura mesoamericana), los comerciantes y la fertilidad. La práctica viene desde la época prehispánica y a la fecha sigue reuniendo a campesinos y gente humilde que, como veneradores del dios de los comerciantes, traen consigo lo que elaboraban en su comunidad y lo intercambiaban con otros pueblos”, indicó en entrevista el funcionario.

Este sábado se observó que los campesinos de comunidades cercanas a San Pedro Cholula llegaron con canastos llenos de chapulines, escamoles (gusanos comestibles), quesos, tortillas de maíz, incienso, canastas hechas con carrizo, cazuelas de barro, hierbas de olor, tamales de charales, pan, dulces típicos, frutas y verduras de la región, así como guajolotes, gallinas y burros.

El procedimiento de intercambio consiste en que el interesado se acerca al puesto de la persona con la que desea hacer “negocio” y le pregunta si quiere quedarse con el producto que se ofrece. Una vez que la respuesta es “sí”, ambos proceden negociar el tanto.

Por ejemplo, quienes llegan en busca de plantas medicinales tienen que intercambiar un ramo con don Pascual, quien se dice médico “natural”, por tres kilos de maíz, o una bolsa pequeña de copal negro por un queso mediano.

En la Ciudad de México también existe un mercado de trueque, que recientemente concluyó su cuarta edición, en donde los capitalinos llegan a cambiar su basura por comida, como parte de un esfuerzo por reducir la montaña de desperdicios producida en esta zona.

Otro de los lugares en donde se ha reactivado la economía por esta práctica es en El Espinal, al norte de Veracruz, pero a diferencia de Cholula o Ciudad de México, en este lugar circula una "moneda de trueque" que es utilizado para la compra de productos a falta de dinero tradicional.

No hay comentarios.: