martes, noviembre 29, 2011

No alcanzan fianza director y custodios


El procurador general de Justicia, Víctor Carrancá Bourget, informó que los ocho empleados del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Pedro Cholula, entre ellos el Director, no tienen derecho a obtener su libertad bajo fianza, debido a que el delito de evasión de reo, por el cual fueron consignados, es considerado como un delito grave.

Por otro lado, informó que los otros 12 custodios fueron liberados bajo las reservas de ley, pues no se les encontró responsabilidad en la fuga de los 11 internos, ya que estaban comisionados para cuidar otras áreas. Asimismo, dijo que las pruebas periciales realizadas encontraron que los reclusos no pudieron abrir solos las celdas ni romper o forzar los candados, por lo cual algún servidor público los ayudó.

Carrancá Bourget también consideró que los delincuentes posiblemente ya no se encuentren en Puebla, aunque las investigaciones continuarán para localizarlos, además de que ya se giraron los oficios de colaboración con otros estados para su búsqueda y recaptura.



La Procuraduría General de Justicia del estado de Puebla (PGJ) ejerció acción penal en contra del director y siete funcionarios del Centro de Readaptación Social (Cereso) de San Pedro Cholula por la fuga de once internos registrada durante las primeras horas del domingo 27 de noviembre.


En la integración de la averiguación previa 1881/2011/SACHO se recibieron diversos testimonios, se realizaron pruebas periciales, inspecciones ministeriales y pruebas documentales, entre otras.


Se determinó que a pesar de que existían antecedentes de la intención de fuga, no se tomaron las medidas necesarias, por el contrario, se dieron diversas facilidades a los reos con lo que fueron quebrantados los lineamientos de seguridad y no se ejercieron los controles necesarios.


Por medio de una reconstrucción de hechos se estableció que la deformación de los candados de las celdas, fue algo preparado puesto que no existe la posibilidad de que hayan sido forzados, deformados o abiertos desde el interior de la celda, lo que indica que los candados fueron abiertos con su respectiva llave.


Los fugados, además, tenían una serie de concesiones en las que se les permitió el ingreso de aparatos eléctricos como grabadoras que podían escuchar a altos volúmenes, recibir todo tipo de visitas en horarios no permitidos, además de que a partir de las 19:00 horas ya no se hacían rondines o supervisiones en las celdas, lo que facilitó la planeación y organización de la huida.


Los reos contaban también con un teléfono celular con el que hicieron contacto hacia el exterior del Cereso, y tenía además un arma de fuego con la que amagaron a otros internos para facilitar su cometido. El boquete lo realizaron con un cincel y un barrote de una de las celdas.


A través de testimonios se determinó que uno de los prófugos, José Diego Franquiz Contreras, había ofrecido un millón de pesos a un custodio para que le permitieran darse a la fuga. Además existían antecedentes de que el mismo delincuente mencionó en repetidas ocasiones con otros internos que se fugaría.


Lo anterior permitió encontrar elementos suficientes para consignar por el delito de evasión de presos a los siguientes servidores públicos del Cereso de San Pedro Cholula: Jorge Daniel Martínez Casco, director; Arturo Parra Osorio, subdirector; Maximino Nieto, coordinador operativo; Esteban Sánchez Sánchez, jefe de grupo de custodios; Jaime Castillo Agustín, supervisor de custodios; Víctor Nazario Castillo, custodio; Miguel Ángel Hernández Rocha, custodio y Marcos Hernández Pérez, custodio.



 la Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla (CDHEP) realizó una visita extraordinaria para revisar la situación del resto de los internos y de las condiciones de gobernabilidad al interior del reclusorio.


En el recorrido que realizaron esta mañana visitadores del Programa Penitenciario de la Comisión, se constató que prevalece un ambiente de tranquilidad entre internos y autoridades, por lo que la visita familiar se normalizará este martes.


Mediante entrevistas con reclusos y sus familiares, así como entre personal del penal, la CDHEP no detectó irregularidades en el trato o internamiento, consecuencia de la fuga de 11 reos.


A través del Programa Penitenciario se realizan visitas a los Ceresos del estado y atiende a la población recluida mediante jornadas por los derechos humanos.


Además, la Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla recibe todas las llamadas provenientes de los penales de la entidad para atender quejas por presuntas violaciones a los derechos humanos y dar orientaciones jurídicas a los internos.


PREVIAMENTE DETECTARON IRREGULARIDADES


La CDHEP informa que en una revisión previa, efectuada el 26 de agosto de 2011, se detectaron irregularidades en las instalaciones y condiciones de vida de los internos en el penal de San Pedro Cholula.


Dentro de las fallas detectadas sobresalen: sobrepoblación, inadecuada separación de internos procesados y sentenciados, malas condiciones de los módulos, áreas de cocina y comedores, así como de las zonas de talleres, de educación y visita íntima.





No hay comentarios.: