miércoles, junio 01, 2011

La Santísima Trinidad en Cholula

LA FIESTA DE LOS POBRES Y LABRADORES.
También conocida como festividad de la Santísima, esta es una festividad que dura aproximadamente un mes, entre los meses de mayo y junio. En ella participan: Comerciantes, Tablajeros, Tahoneros, Labradores, Agricultores y Floricultores. Con la bajada de la Santísima Virgen de los Remedios se acompaña por toda la gente de los barrios hacia la parroquia de San Pedro donde permanece por cerca de 30 días y cada gremio y familia dona una misa en acción de gracias al termino de estas actividades la Virgen Retorna a su Santuario.
En Cholula los festejos de la Santísima Trinidad, no es la festividad más grande, pero es la segunda en importancia que se celebra anualmente, desde la aparición de las parroquias, en ella participan los barrios cholultecas. La festividad es celebrada en honor al Señor del Calvario y tiene duración de 9 días, aún cuando por cuestiones mercantiles la fiesta se prolonga por dos semanas contados de domingo a sábado. No tiene fecha fija, sino que comienza el domingo posterior al de Pentecostés, es decir, que se celebra el octavo domingo después del Domingo de Resurrección.
Durante la semana de fiesta, se coloca una gran feria en la explanada de la Concordia, frente al majestuoso portal y en la calle 4 oriente, entre 5 de mayo y 2 norte. En esos lugares se instalan, además de juegos mecánicos, puestos de comida y diversas artesanías, inclusive artículos de uso cotidiano de dudosa procedencia. Cada uno de los días de la semana, le corresponde a uno o varios barrios ser los titulares, así como las cofradías que mantienen viva esa tradición.
Un día antes de que le corresponda la fiesta titular a algún barrio, en la explanada central, el mayordomo y varios encargados, organizan una gran celebración con comida, tamales, baile y juegos pirotécnicos, en ocasiones la música a todo volumen se prolonga hasta horas de la madrugada del día siguiente. Al día siguiente se organiza la comida para la gente que participa en la celebración. Al igual que cada día de la fiesta, se quema un castillo a cargo de la Mayordomía responsable.
Este singular festejo ha hecho aparecer, como una ceremonia religiosa más importante que la dedicada a la Virgen de los Remedios que se realiza a partir del 1 de septiembre de cada año.
En el año 2010 la celebración inició el 14 de mayo y concluyó el 1° de junio.
En el año 2008, por orden del Arzobispo de Puebla, se suspendió la celebración, derivado de la profanación de la que fue objeto el templo de la Santísima Trinidad, como consecuencia del robo de 13 pinturas y que motivó su cierre temporal.
La Festividad de la Santa Trinidad está consagrada al descenso del Espíritu Santo sobre los Apóstoles en el cincuentavo día después de la resurrección de Cristo, propiamente dicho se está festejando "el nacimiento de la iglesia".
En la Pentecostés la Iglesia acerca a sus hijos al umbral de la vida en gracia y los llama a renovar y fortalecer en ellos los dones del Espíritu Santo, que recibieron en el Sacramento del Bautismo. La palabra Pentecostés viene del griego y significa el día quincuagésimo. A los 50 días de la Pascua.
Mientras que Dios se revelaba a los hombres paulatinamente, en los tiempos del Viejo Testamento de tal forma que los hombres conocieron sólo a Dios Padre. Desde el nacimiento del Redentor (Cristo), los hombres tomaron conocimiento de "Su Hijo Unigénito", de tal forma que el día del descenso del Espíritu Santo (a los 50 días del domingo de Pascua), los hombres reconocieron la existencia de la tercera Persona de la Santa Trinidad, y así aprendieron a creer y glorificar al Dios Único en su esencia y triple en sus manifestaciones: Padre, Hijo e Espíritu Santo - La Trinidad Única y indivisible.
El descenso del Espíritu Santo sobre los Apóstoles el día de Pentecostés, está descrito por el evangelista Lucas en los capítulos iniciales en su libro de los "Hechos de los Apóstoles." Dios quiso que este hecho sea el punto crucial de la historia del mundo.
El Pentecostés en el Viejo Testamento, marcaba la aceptación de la ley de Sinaí en los tiempos del profeta Moisés, cuando 1500 años antes del Nacimiento de Cristo, al pie del monte Sinaí, el pueblo hebreo fue liberado de Egipto y entró en la unión con Dios.

No hay comentarios.: